Jugar Es un golpe de gracia